Novedad, condicionamiento y sesgo atencional a las recompensas sexuales (2015)

COMENTARIOS: Nuevo estudio del cerebro de la Universidad de Cambridge. Los sujetos eran adictos a la pornografía cuidadosamente seleccionados. En comparación con los controles, se habituaron más rápidamente a las imágenes sexuales. Es decir, sus cerebros se activaron menos al ver la misma imagen ... se aburrieron más rápidamente. Por lo tanto, la novedad de la pornografía en Internet impulsa la adicción a ella, creando una espiral circular de necesidad de más novedad para superar una habituación más rápida. Pero este deseo de novedad en los adictos a la pornografía NO era preexistente. Es decir, el 'pollo' es el uso de la pornografía y el 'huevo' es la búsqueda de novedades.

Presione soltar. Noviembre 23, 2015

Las personas que muestran un comportamiento sexual compulsivo, la adicción al sexo, se ven obligadas a buscar más imágenes sexuales que sus compañeros, según una nueva investigación dirigida por la Universidad de Cambridge. Los hallazgos pueden ser particularmente relevantes en el contexto de la pornografía en línea, que potencialmente proporciona una fuente casi infinita de nuevas imágenes.

En un estudio publicado en el Revista de investigación psiquiátrica, los investigadores también informan que los adictos al sexo son más susceptibles a las 'señales' ambientales vinculadas a las imágenes sexuales que a las vinculadas a las imágenes neutrales.

La adicción al sexo, cuando una persona tiene dificultades para controlar sus pensamientos, sentimientos o comportamiento sexuales, es relativamente común y afecta a uno de cada 25 adultos jóvenes. Está muy estigmatizado y puede provocar un sentimiento de vergüenza que afecte la vida familiar y social de una persona, así como su trabajo. No existe una definición formal de la condición para ayudar con el diagnóstico.

En un trabajo anterior dirigido por la Dra. Valerie Voon del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Cambridge, los científicos encontraron que tres regiones del cerebro eran más activas en adictos al sexo en comparación con los voluntarios sanos. Significativamente, estas regiones, el cuerpo estriado ventral, el cingulado anterior dorsal y la amígdala, fueron regiones que también se activan en los adictos a las drogas cuando se muestran los estímulos farmacológicos.

En el nuevo estudio, financiado por Wellcome Trust, el Dr. Voon y sus colegas estudiaron el comportamiento de 22 adictos al sexo y 40 voluntarios masculinos "sanos" que realizaban tareas. En la primera tarea, se mostró a los individuos una serie de imágenes en parejas, entre mujeres desnudas, mujeres vestidas y muebles. Luego se les mostraron más pares de imágenes, incluidas imágenes familiares y nuevas, y se les pidió que eligieran una imagen para 'ganar £ 1'; aunque los participantes no estaban al tanto de las probabilidades, la probabilidad de ganar para cualquiera de las imágenes era del 50%.

Los investigadores descubrieron que los adictos al sexo eran más propensos a elegir la novela sobre la opción familiar para las imágenes sexuales en relación con las imágenes de objetos neutrales, mientras que los voluntarios sanos tenían más probabilidades de elegir la opción novedosa para las imágenes de mujeres humanas neutrales en relación con las imágenes de objetos neutrales.

“Todos podemos relacionarnos de alguna manera con la búsqueda de nuevos estímulos en línea; podría ser pasar de un sitio web de noticias a otro, o saltar de Facebook a Amazon, a YouTube, etc.”, explica el Dr. Voon. "Sin embargo, para las personas que muestran un comportamiento sexual compulsivo, esto se convierte en un patrón de comportamiento más allá de su control, centrado en imágenes pornográficas".

En una segunda tarea, a los voluntarios se les mostraron pares de imágenes, una mujer desnuda y una caja gris neutra, ambas superpuestas sobre diferentes patrones abstractos. Aprendieron a asociar estas imágenes abstractas con las imágenes, de manera similar a cómo los perros en el famoso experimento de Pavlov aprendieron a asociar un timbre con la comida. Luego se les pidió que seleccionaran entre estas imágenes abstractas y una nueva imagen abstracta.

Esta vez, los investigadores demostraron que los adictos al sexo eran más propensos a elegir señales (en este caso los patrones abstractos) asociadas con recompensas sexuales y monetarias. Esto respalda la noción de que señales aparentemente inocuas en el entorno de un adicto pueden "hacer que busque imágenes sexuales".

"Las señales pueden ser tan simples como abrir su navegador de Internet", explica el Dr. Voon. “Pueden desencadenar una cadena de acciones y antes de que se den cuenta, el adicto está navegando a través de imágenes pornográficas. Romper el vínculo entre estas señales y el comportamiento puede ser un gran desafío ".

Los investigadores realizaron una prueba adicional en la que los adictos al sexo 20 y los voluntarios sanos emparejados con 20 se sometieron a escaneos cerebrales mientras se les mostraba una serie de imágenes repetidas: una mujer desnuda, una moneda de 1 o una caja gris neutra.

Descubrieron que cuando los adictos al sexo veían repetidamente la misma imagen sexual, en comparación con los voluntarios sanos, experimentaban una mayor disminución de la actividad en la región del cerebro conocida como córtex cingulado anterior dorsal, que se sabe que participan en la anticipación de recompensas y en la respuesta Nuevos eventos. Esto es consistente con 'habituación', donde el adicto encuentra el mismo estímulo cada vez menos gratificante; por ejemplo, un bebedor de café puede obtener un 'zumbido' de cafeína en su primera taza, pero con el tiempo, cuanto más beben café, más pequeño es el consumo. zumbido se convierte.

Este mismo efecto de habituación ocurre en hombres sanos a quienes se les muestra repetidamente el mismo video porno. Pero cuando luego ven un nuevo video, el nivel de interés y excitación vuelve al nivel original. Esto implica que, para evitar la habituación, el adicto al sexo tendría que buscar un suministro constante de nuevas imágenes. En otras palabras, la habituación podría impulsar la búsqueda de imágenes novedosas.

"Nuestros hallazgos son particularmente relevantes en el contexto de la pornografía en línea", agrega el Dr. Voon. "No está claro qué es lo que desencadena la adicción al sexo en primer lugar y es probable que algunas personas estén más predispuestas a la adicción que otras, pero el suministro aparentemente interminable de nuevas imágenes sexuales disponibles en línea ayuda a alimentar su adicción, lo que la hace más y Más difícil de escapar ".

Más información: Paula Banca et al. Novedad, condicionamiento y sesgo atencional a las recompensas sexuales, Revista de investigación psiquiátrica (2016). DOI: 10.1016 / j.jpsychires.2015.10.017

 


EL ESTUDIO

Paula Banca, Laurel S. Morris, Simon MitchellNeil A. Harrison, Marc N. Potenza, Valerie Voon (Dr)correspondenciaemail

DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.jpsychires.2015.10.017

Resumen

Internet proporciona una gran fuente de estímulos novedosos y gratificantes, en particular con respecto a materiales sexualmente explícitos. La búsqueda de novedades y el condicionamiento de señales son procesos fundamentales que subyacen a las conductas de preferencia y enfoque implicadas en los trastornos de la adicción. Aquí examinamos estos procesos en individuos con comportamientos sexuales compulsivos (CSB), con la hipótesis de una mayor preferencia por la novedad sexual y los estímulos condicionados a las recompensas sexuales en relación con los voluntarios sanos. Veintidós hombres CSB y cuarenta hombres varones de la misma edad fueron evaluados en dos tareas conductuales separadas que se centran en las preferencias por la novedad y los estímulos condicionados. Veinte sujetos de cada grupo también fueron evaluados en una tercera tarea de acondicionamiento y extinción utilizando imágenes de resonancia magnética funcional. CSB se asoció con una mayor preferencia por la novedad de las relaciones sexuales, en comparación con las imágenes de control, y una preferencia generalizada por las señales condicionadas a los resultados sexuales y monetarios frente a los resultados neutrales en comparación con los voluntarios sanos. Los individuos CSB también tuvieron una mayor habituación cingulada dorsal a imágenes sexuales frente a monetarias repetidas, con el grado de habituación que se correlaciona con una mayor preferencia por la novedad sexual. Los comportamientos de aproximación a las señales sexualmente condicionadas disociables de la preferencia por la novedad se asociaron con un sesgo de atención temprano a las imágenes sexuales. Este estudio muestra que los individuos CSB tienen una preferencia disfuncional por la novedad sexual, posiblemente mediada por una mayor habituación de los cingulados, junto con una mejora generalizada del condicionamiento a las recompensas. Además, enfatizamos un papel disociable para el condicionamiento de la señal y la preferencia por la novedad en el sesgo de atención inicial para las señales sexuales. Estos hallazgos tienen una relevancia más amplia ya que Internet proporciona una amplia gama de estímulos novedosos y potencialmente gratificantes.

Palabras clave: novedad, acondicionamiento de cue, recompensa sexual, habituación cingulada dorsal, adicción, sesgo de atención

Introducción

¿Por qué la navegación en línea es tan compulsivamente atractiva para muchas personas? Internet proporciona una gran fuente de estímulos novedosos y potencialmente gratificantes. Búsqueda de novedades, sesgo atencional y cue acondicionado. son procesos fundamentales que pueden impulsar la preferencia inconsciente y las decisiones de acercamiento en la vida diaria. Estos procesos también pueden contribuir al desarrollo y mantenimiento de los trastornos de la adicción.

La búsqueda de novedades puede ser tanto un predictor como una consecuencia de los trastornos de la adicción. Este rasgo, que a menudo se evalúa utilizando la escala de búsqueda de sensaciones de Zuckerman, se ha encontrado repetidamente elevado en diversas adicciones conductuales y de sustancias. (Belin et al., 2011, Redolat et al., 2009). Una explicación sugerida para esta fuerte relación se basa en la hipótesis de que la exposición a la novedad puede activar, al menos en parte, la misma maquinaria neuronal que media los efectos gratificantes de las drogas de abuso. (Bardo et al., 1996). En estudios con roedores, la preferencia por la novedad predice una transición hacia conductas compulsivas de búsqueda de cocaína (Belin y Deroche-Gamonet, 2012). En estudios en humanos, la búsqueda de sensaciones se asocia prospectivamente con el consumo excesivo de alcohol en adolescentes (Conrod et al., 2013).

Las señales o señales condicionadas en nuestro entorno también pueden influir significativamente en el comportamiento. El olor a cigarrillos, lugares o amigos asociados con el uso de drogas o la vista del dinero puede actuar como señales condicionadas y puede aumentar la reactividad y desencadenar los antojos, impulsos y recaídas en los trastornos de la adicción (para una revisión, consulte (Childress et al., 1993) ). Estas señales son estímulos neutros que pueden adquirir inadvertidamente importancia motivacional a través del proceso de condicionamiento con el emparejamiento repetido con recompensas de medicamentos u otras recompensas naturales biológicamente relevantes, como alimentos (Jansen, 1998) o sexo (Pfaus et al., 2001, Toates, 2009 ).

Se ha propuesto que el procesamiento de la novedad y el aprendizaje incluyan un bucle polisináptico funcional que involucre al hipocampo, el cuerpo estriado ventral y la región dopaminérgica del cerebro medio (Lisman y Grace, 2005). La detección de la novedad, la codificación y el aprendizaje a largo plazo de la memoria implica una actividad dopaminérgica que mejora la plasticidad sináptica del hipocampo que, a través de proyecciones glutamatérgicas al estriado ventral, transmite información al área tegmental ventral (VTA) que luego se proyecta directamente al hipocampo (Knight, 1996, Lisman y Grace, 2005). Con la exposición repetida, las respuestas dopaminérgicas del hipocampo y del cerebro medio a la disminución de la novedad, confieren una habituación cuando los estímulos se vuelven familiares (Bunzeck y Duzel, 2006, Bunzeck et al., 2013). Los estudios en humanos y primates convergentes también muestran que la actividad dopaminérgica fásica codifica el error de predicción, una comparación entre los resultados reales y esperados que indican un resultado sobresaliente inesperado, que actúa como una señal de enseñanza que subyace en los procesos de condicionamiento (Schultz et al., 1997). Cuerpos de células dopaminérgicas mesolímbicas en el proyecto del cerebro medio a una red que incluye el cuerpo estriado, la corteza cingulada anterior dorsal (dACC) y el hipocampo (Williams y Goldman-Rakic, 1998). El dACC está implicado en la respuesta atencional a eventos nuevos y destacados y en el procesamiento de la anticipación de la recompensa y el error de predicción (Ranganath y Rainer, 2003, Rushworth et al., 2011).

Además de las influencias de búsqueda de novedad y de condicionamiento de la señal, la tendencia a procesar preferentemente señales relacionadas con el objeto de la adicción (sesgos de atención) también es una característica importante que caracteriza los trastornos de la adicción (Ersche et al., 2010, van Hemel-Ruiter et al., 2013, Wiers et al., 2011). La influencia de los estímulos emocionales en los procesos de atención se informa ampliamente en muestras sanas y clínicas (Yiend, 2010). Se han encontrado sesgos de atención hacia estímulos relacionados con sustancias en trastornos por uso de sustancias para alcohol, nicotina, cannabis, opiáceos y cocaína (Cox et al., 2006). Además, también se ha encontrado una asociación directa entre imágenes sexuales altamente excitantes e interferencia de atención en individuos sanos, que parece estar influenciada por las actitudes relacionadas con la sexualidad y la motivación sexual (Kagerer y otros, 2014, Prause y otros, 2008). Anteriormente, hemos extendido estos hallazgos a individuos con comportamiento sexual compulsivo (CSB) mediante una tarea de prueba de puntos (Mechelmans et al., 2014).

Con el aumento del acceso a Internet, existe una creciente preocupación con respecto al potencial de uso excesivo. Un estudio que evaluó el poder predictivo de varios tipos de aplicaciones de Internet (juegos, juegos de azar, correo electrónico, etc.) en el desarrollo del uso compulsivo de Internet sugirió que los estímulos sexualmente explícitos en línea tienen el mayor potencial de uso adictivo / compulsivo (Meerkerk et al. , 2006). Los estímulos explícitos en línea son vastos y en expansión, y esta característica puede promover la escalada de uso en algunas personas. Por ejemplo, se ha encontrado que los machos sanos que ven repetidamente la misma película explícita se habitúan al estímulo y encuentran el estímulo explícito como menos excitante, menos apetitoso y menos absorbente (Koukounas y Over, 2000). Sin embargo, la exposición posterior a un nuevo segmento de película explícita aumenta los niveles de excitación y absorción sexual a los mismos niveles anteriores antes de la habituación, lo que sugiere roles importantes para la novedad y la habituación. Los estudios de imagen han identificado una red específica para el procesamiento neural de estímulos sexuales en humanos sanos, que comprenden el hipotálamo, el núcleo accumbens, las áreas orbitofrontal, occipital y parietal (Wehrum et al., 2013, Wehrum-Osinsky et al., 2014). Esta red neuronal, que es independiente de la excitación emocional general, se encuentra tanto en hombres como en mujeres, aunque los hombres muestran en general activaciones más fuertes que las mujeres, lo que podría ser indicativo de una mayor capacidad de respuesta sexual en los hombres. La misma red neuronal se activa para los estímulos de la excitación sexual condicionada, con un efecto de género en la misma dirección (Klucken et al., 2009).

En nuestro estudio, evaluamos la novedad, el sesgo de atención y el condicionamiento del material sexual explícito en línea en individuos con CSB. Estos procesos son altamente relevantes para los trastornos por uso de sustancias y también pueden ser relevantes para la CSB. Los estímulos sexualmente explícitos en línea tienen un potencial significativo para el uso compulsivo, y el CSB es relativamente común, y ocurre en 2 a 4% en adultos jóvenes comunitarios y universitarios y en pacientes psiquiátricos (Grant et al., 2005, Odlaug y Grant, 2010, Odlaug et al., 2013). La CSB se asocia con angustia significativa, sentimientos de vergüenza y disfunción psicosocial. Aunque un grupo de trabajo para el 11.th La edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades actualmente propone incluir el CSB como un trastorno de control de impulsos (Grant et al., 2014), el CSB no se incluyó en DSM-5, aunque con cierta controversia (Toussaint y Pitchot, 2013), en gran medida Debido a los datos limitados. Por lo tanto, se necesitan más estudios. Comprender las similitudes y diferencias entre la CSB y otros trastornos psiquiátricos, en particular los trastornos de control de impulsos y las adicciones, puede ayudar en los esfuerzos de clasificación, así como en el desarrollo de mejores métodos de prevención y tratamiento.

Hemos encontrado previamente que los individuos con CSB demuestran una mayor activación cerebral regional en respuesta a señales sexuales explícitas en el cuerpo estriado ventral, la corteza del cingulado anterior dorsal (dACC) y la amígdala, regiones implicadas en la reactividad de la señal de la droga y el deseo en los trastornos de adicción (Voon et al ., 2014). La conectividad funcional de esta red, y en particular del dACC, se asoció con un mayor deseo sexual o motivación para estímulos explícitos. Además, observamos que los individuos con CSB, en comparación con los que no lo tienen, demuestran un sesgo de atención temprana hacia señales sexualmente explícitas (Mechelmans, Irvine, 2014). Se propuso este sesgo de atención temprana para reflejar los mecanismos de facilitación que subyacen en el efecto motivacional de las señales condicionadas a los resultados sexuales. Aquí, profundizamos nuestro enfoque de investigación investigando los mecanismos que subyacen en el desarrollo del sesgo de atención mejorado y la reactividad de la señal en la CSB mediante la evaluación de las respuestas neuronales y de comportamiento a la novedad y al condicionamiento en respuesta a los estímulos sexuales explícitos.

Llevamos a cabo dos tareas de comportamiento fuera del escáner para evaluar la preferencia de elección de estímulos sexuales nuevos frente al familiar y la preferencia de elección para las señales condicionadas a los estímulos Sexual, Monetario y Neutral. Planteamos la hipótesis de que los individuos CSB en relación con los voluntarios sanos (HV) tendrían una mayor preferencia de elección a las imágenes novedosas en relación con las familiares en la condición sexual, pero no en la condición de control. Además, planteamos la hipótesis de que los sujetos CSB tendrían mayor preferencia de elección a las señales condicionadas en la condición Sexual, pero no en la condición Monetaria.

Los participantes también realizaron una tarea de acondicionamiento y extinción de imágenes de resonancia magnética funcional (fMRI, por sus siglas en inglés) que involucra el condicionamiento de imágenes sexuales, monetarias y neutrales. Dos estímulos neutros se emparejaron al azar con diferentes imágenes sexuales mostradas repetidamente durante el condicionamiento. En la fase de resultado del brazo de condicionamiento, se evaluó la habituación neural de las imágenes sexuales mediante la evaluación del cambio en la actividad neural de cada imagen sexual diferente a lo largo del tiempo, centrándose en la exposición repetida, lo que disocia el análisis de las fases de condicionamiento y resultado. Planteamos la hipótesis de que los sujetos CSB en relación con los HV mostrarían una actividad neuronal mejorada en los estímulos condicionados Sexuales frente a los Neutrales, particularmente en el dACC y el estriado, regiones previamente identificadas en la reactividad de la señal sexual en sujetos CSB (Voon, Mole, 2014). Además, planteamos la hipótesis de que los sujetos CSB en comparación con los HV mostrarían una mayor habituación neural con respecto a los estímulos Sexuales en comparación con los neutrales.

Método

Reclutamiento

El reclutamiento ha sido ampliamente descrito en otros lugares (Voon, Mole, 2014). Los sujetos CSB fueron reclutados a través de anuncios basados ​​en Internet y referencias de terapeutas. HVs fueron reclutados de anuncios basados ​​en la comunidad en East Anglia. Los sujetos de CSB fueron entrevistados por un psiquiatra para confirmar que cumplían con los criterios de diagnóstico de CSB (criterios de diagnóstico propuestos para el trastorno hipersexual; criterios de adicción sexual) (Carnes et al., 2001, Kafka, 2010, Reid et al., 2012), centrándose en Uso compulsivo de material sexualmente explícito en línea.

Todos los sujetos de CSB y HV de edad comparable eran hombres y heterosexuales dada la naturaleza de las señales. Los HV se emparejaron en una proporción de 2: 1 con sujetos CSB para aumentar la potencia estadística. Los criterios de exclusión incluían ser menor de 18 años, antecedentes de trastornos por uso de sustancias, usuario habitual actual de sustancias ilícitas (incluido el cannabis) y tener un trastorno psiquiátrico grave, incluida depresión mayor moderada-grave actual (Inventario de depresión de Beck> 20) o trastorno obsesivo-compulsivo o antecedentes de trastorno bipolar o esquizofrenia (Mini Inventario Neuropsiquiátrico Internacional) (Sheehan et al., 1998). Otras adicciones compulsivas o conductuales fueron las exclusiones, que fueron evaluadas por un psiquiatra, incluido el uso problemático de los juegos en línea o las redes sociales, el juego patológico o las compras compulsivas y el trastorno por atracón.

Los sujetos completaron la Escala de comportamiento impulsivo UPPS-P (Whiteside y Lynam, 2001), el Inventario de depresión de Beck (Beck et al., 1961), el Inventario de ansiedad de rasgos del estado (Spielberger et al., 1983) y el Examen de identificación de trastornos de consumo de alcohol ( AUDITORIA) (Saunders et al., 1993). La Prueba Nacional de Lectura en Adultos (Nelson, 1982) se utilizó para obtener un índice de CI.

Dos sujetos con LEC tomaban antidepresivos y tenían trastorno de ansiedad generalizada comórbida y fobia social: fobia social (N = 1) y una historia infantil de TDAH (N = 1).

Se obtuvo el consentimiento informado por escrito y el estudio fue aprobado por el Comité de Ética de Investigación de la Universidad de Cambridge. Los sujetos fueron pagados por su participación.

Tareas de comportamiento

Se evaluaron veintidós sujetos CSB y voluntarios varones de edad similar 40 en una tarea de preferencia de novedad y dos tareas de preferencia de condicionamiento informadas aquí, y una tarea de sesgo de atención (tarea de prueba de puntos) reportada en otro lugar (Mechelmans, Irvine, 2014). Las tareas se llevaron a cabo después del experimento fMRI, en un orden contrabalanceado.

Preferencia de novedad

Los sujetos se familiarizaron con tres categorías de estímulos (imágenes sexuales, imágenes humanas neutrales e imágenes de objetos neutros) y luego realizaron una fase de prueba de discriminación de elección, eligiendo entre estímulos novedosos y familiares combinados dentro de cada categoría. (Figura 1A). En la fase de familiarización, se mostraron al participante seis imágenes: imágenes 2 de mujeres desnudas (condición sexual), imágenes 2 de mujeres vestidas (Control1) e imágenes 2 de un mueble (Control2) (imágenes 2 por condición). Las imágenes de 6 se presentaron aleatoriamente en parejas a los participantes, en un total de ensayos de 48 (ensayos de 16 para cada condición). La duración de cada prueba fue 5 seg. Para asegurar el compromiso con la tarea, se les instruyó a los sujetos que estudiaran cuidadosamente las imágenes porque se les harían preguntas durante la fase de familiarización. Las preguntas simples sobre las imágenes se plantearon al azar durante la tarea en el intervalo entre ensayos (por ejemplo, para indicar qué mujer tenía los brazos cruzados con la flecha derecha o izquierda: "Brazos cruzados"). Cada pregunta fue relevante para el par de imágenes vistas anteriormente, por lo que se aseguró de que los sujetos mantuvieran la atención en cada par de imágenes.

Imagen en miniatura de la figura 1. Abre imagen grande

Figura 1

Novedad y condicionamiento de medidas conductuales. A. Preferencia de novedad: tarea y resultados.. Los sujetos se familiarizaron con imágenes sexuales y dos imágenes de control no sexual seguidas de una tarea de discriminación de elección que involucraba la elección aleatoria (p = 0.50) de una elección de novela familiar o emparejada asociada con la victoria. El gráfico muestra la proporción de opciones de novedad entre los ensayos en sujetos con comportamiento sexual compulsivo (CSB) y voluntarios sanos (HV). B. Acondicionamiento: tarea y resultados.. Se muestra la tarea de condicionamiento sexual. Durante el acondicionamiento, dos patrones visuales en blanco y negro (CS + Sexo y CS-) fueron seguidos por imágenes sexuales o neutrales respectivamente. Durante la prueba de discriminación de elección, los sujetos eligieron entre CS + Sexo y CS- emparejados con nuevos estímulos de patrones visuales (A y B). Los estímulos CS + Sexo y CS- se asociaron con mayores probabilidades de ganar. Los gráficos muestran la proporción de elecciones de estímulos condicionados en los ensayos de CSB y HV para los resultados sexuales (izquierda) y los resultados monetarios (derecha). * Interacción grupo por valencia: p <0.05.

En la fase de prueba, los sujetos vieron tres pares de imágenes que consistían en una imagen familiarizada y una imagen nueva combinada para cada condición experimental. Se utilizaron seis imágenes: 3 familiar, seleccionado de la fase de familiarización anterior (una para cada una de las tres condiciones) y 3 nuevas imágenes (una novela para cada condición). El par de imágenes se mostró durante 2.5 segundos seguidos de una respuesta de 1-segundo (gane £ 1 o no gane nada). Se presentaron un total de ensayos 60 (ensayos 20 para cada condición). La probabilidad de ganar para cualquiera de las imágenes fue aleatoria en p = 0.50. El sujeto recibió instrucciones de elegir uno de los estímulos del par con el objetivo de ganar la mayor cantidad de dinero posible y se le dijo que recibirían una proporción de sus ganancias. Se les instruyó que la primera prueba sería una conjetura, pero que uno de los estímulos estaría asociado con una mayor probabilidad de ganar. La medida de resultado primaria fue la proporción de opciones novedosas entre los ensayos para cada condición. Dado que las contingencias de aprendizaje utilizadas aquí fueron puramente aleatorias (p = 0.50), la medida de resultado indica exclusivamente una preferencia de estímulo. Después del estudio, se les pidió a los sujetos que calificaran el atractivo de las mujeres en una escala de 1 a 10 después de las pruebas. La duración de la tarea fue de 8 minutos (4 min para el entrenamiento y 3.5 min para la fase de prueba).

Preferencia de condicionamiento

Los sujetos fueron evaluados en dos tareas de preferencia de condicionamiento en un orden contrabalanceado, ambos consistieron en una fase de condicionamiento y una fase de prueba (Figura 1SEGUNDO). Ambas tareas tenían el mismo diseño, pero una enfocada en el sexual y la otra en el condicionamiento monetario.

En una fase de entrenamiento, dos patrones visuales (CS + Sexo, CS-), presentados por 2 segundos, se condicionaron a una imagen de una hembra desnuda o una caja gris neutra (1-segundo resultado), respectivamente. Esto fue seguido por un intervalo entre ensayos de 0.5 a 1 segundo. Se presentaron 60 ensayos en total (30 CS+ y 30 CS,). Para garantizar la participación en la tarea, se les ordenó a los sujetos que realizaran un seguimiento del número de veces que vieron un cuadrado rojo alrededor de la imagen de resultado, e informaron este número al final de la fase de entrenamiento.

La fase de entrenamiento fue seguida por una fase de prueba en la que los estímulos CS + Sexo y CS- fueron emparejados con un nuevo estímulo de patrón visual (por ejemplo, Imagen A o Imagen B, respectivamente). Se pidió a los sujetos que eligieran uno de los estímulos del par de estímulos (p. Ej., CS + Sexo o Imagen A; CS- o Imagen B; duración 2.5 segundos), que fue seguido por una respuesta de ganar £ 1 o no ganar nada (duración 1 segundo) . CS + Sex and CS- tenían una mayor probabilidad de ganar (p = 0.70 ganar £ 1 / p = 0.30 ganar nada) en relación con el nuevo estímulo pareado (p = 0.70 ganar nada / p = 0.30 ganar £ 1). Los sujetos fueron evaluados para ensayos de 40 en total (ensayos de 20 por condición) y se les dijo que el objetivo era ganar la mayor cantidad de dinero posible y que recibirían una proporción de sus ganancias. Se les instruyó que la primera prueba sería una conjetura, pero que uno de los estímulos estaría asociado con una mayor probabilidad de ganar.

En la segunda tarea de entrenamiento y prueba, se usó un diseño de tarea similar emparejado con resultados monetarios: se condicionó un conjunto diferente de patrones visuales (CS + Money, CS-) a la imagen de £ 1 o una caja gris neutra. A los sujetos se les dijo que ganarían una parte del dinero que veían. Una fase de prueba similar siguió.

Como los estímulos CS + y CS se asociaron con mayores probabilidades de ganar, se evaluó la preferencia de elección novedosa del primer ensayo para evaluar los comportamientos de aproximación inicial y la proporción de veces que se seleccionaron los estímulos CS + y CS en todos los ensayos para evaluar la influencia de Elección de preferencia de la cue sobre el aprendizaje instrumental. Cada tarea duró aproximadamente 7 minutos (4 min para el entrenamiento y 2.5 min para las fases de prueba).

Tarea de imagen

Veinte sujetos CSB y HV emparejados 20 fueron escaneados realizando una tarea de condicionamiento y extinción (Figura 3UNA ). En la fase de acondicionamiento, se utilizaron seis imágenes (patrones de color) como estímulos condicionados (CS +) combinados con la imagen de estímulo no condicionado (US) de una mujer desnuda (CS + sexo), £ 1 (CS + dinero) o una caja gris neutra. (CS-). Dos CS + fueron emparejados por resultado. Se utilizaron cinco imágenes diferentes de hembras desnudas para los resultados sexuales y repetidas veces de 8 en el transcurso del condicionamiento. La duración de CS + fue 2000 msec; en 1500 msec, EE. UU. se superpuso para 500 msec y fue seguido por un bloque de respuesta con un punto de fijación central, que varió desde 500 a 2500 msec. Para mantener la atención en la tarea, los sujetos presionaron el botón izquierdo para obtener el resultado del dinero, el botón derecho para el resultado de la persona y cualquiera de los botones para el resultado neutral durante el período de fijación. Los sujetos vieron un total de ensayos 120 (20 por CS + o 40 por condición) en la fase de acondicionamiento. Las condiciones fueron presentadas al azar. En la fase de extinción, cada CS + se mostró para 2000 msec sin los EE. UU. Para un total de ensayos 90 (15 por CS + o 30 por condición) seguidos de un punto de fijación (500 a 2500 msec). Por lo tanto, en 1500 ms, los sujetos esperarían un resultado que se omitió inesperadamente. Antes del estudio, los sujetos fueron entrenados fuera del escáner en ensayos 20 de diseño similar con diferentes CS + e imágenes de hembras, dinero y elementos neutrales para practicar la respuesta motora durante el bloque de respuesta. Durante la práctica, los sujetos vieron imágenes de hembras vestidas, pero se les dijo que en el escáner podrían ver estímulos explícitos. Todas las tareas se programaron utilizando el software v2.0 profesional E-prime.

Imagen en miniatura de la figura 2. Abre imagen grande

Figura 2

Relación entre preferencias de elección y sesgo de atención entre grupos. El gráfico de la izquierda muestra puntuaciones tempranas de sesgo de atención para estímulos sexuales versus neutrales (puntuaciones más altas indicaron mayor sesgo hacia estímulos sexuales versus neutrales) en sujetos que prefirieron CS + Sexo en comparación con CS- como la primera opción en ambos grupos. * p <0.05. El gráfico de la derecha muestra puntuaciones tempranas de sesgo de atención para estímulos sexuales versus neutrales en sujetos que prefirieron el nuevo estímulo sexual en comparación con el estímulo familiar.

Imagen en miniatura de la figura 3. Abre imagen grande

Figura 3

Acondicionamiento de tareas de imagen y habituación.. A. Tarea de imagen. Durante el condicionamiento, los sujetos vieron seis patrones de colores seguidos de una imagen Sexual, Monetaria o Neutral. Siguió la fase de extinción, durante la cual se mostró el estímulo condicionado sin el estímulo no condicionado. B. Habituación. Habituación de la actividad del cingulado anterior dorsal (dACC) en sujetos de comportamiento sexual compulsivo (CSB) versus voluntarios sanos (HV) a imágenes sexuales versus neutrales repetidas. La imagen muestra la comparación de la primera y última mitad de las pruebas. C. Pendiente e intersección de la habituación dACC. Los gráficos muestran la pendiente o grado de habituación (gráfico de la izquierda) de los valores beta del dACC en individuos con CSB y HV y la intersección o actividad inicial de CSB versus HV (gráfico de la derecha) de Sexual - Neutral (Sexo) y Monetario - Neutral ( Dinero) imágenes. * Efectos de valencia y grupo por valencia p <0.05; ** Efecto de valencia p <0.05.

Ver imagen grande | Descargar PowerPoint Slide

Análisis estadístico de datos de comportamiento.

Las características de los sujetos se analizaron mediante pruebas t independientes o Chi Cuadrado. Se inspeccionaron los datos en busca de valores atípicos (> 3 DE de la media del grupo) y se evaluó la normalidad de la distribución (prueba de Shapiro Wilks). La preferencia de elección promediada en todos los ensayos para las tareas de novedad y acondicionamiento se evaluó mediante ANOVA de medidas mixtas con el factor de grupo entre sujetos (CSB, HV) y el factor de valencia intraindividual (sexual, control1, control2; CS +, CS-) . Las opciones para el primer ensayo también se analizaron mediante pruebas de chi-cuadrado. P <0.05 se consideró significativo.

Neuroimagen

Adquisición de datos de imagen

Los participantes fueron escaneados en un escáner 3T Siemens Magnetom TimTrio, en el Wolfson Brain Imaging Center, Universidad de Cambridge, con una bobina de cabeza de canal 32. Las imágenes anatómicas se obtuvieron utilizando una imagen estructural ponderada por T1 utilizando una secuencia MPRAGE (TR = 2300 ms; TE = 2.98 ms; FOV 240 x 256 x 176 mm, tamaño de vóxel 1x1xX1 mm). Los datos fMRI se adquirieron utilizando imágenes de eco planar eco-cerebro (EPI) dependientes del nivel de oxigenación de la sangre (BOLD) con los siguientes parámetros: 39 cortes axiales intercalados por volumen, TR 2.32 s, TA 2.26, TE 33 ms, 3 mm corte de espesor .

Los análisis de datos se realizaron utilizando el software de cartografía paramétrica estadística (SPM 8) (http://www.fil.ion.ucl.ac.uk/spm). El preprocesamiento consistió en la corrección de tiempo de división, la realineación espacial, el registro previo con las imágenes estructurales ponderadas de T1 de los sujetos, la normalización y el suavizado espacial (ancho total a la mitad máxima de 8 mm). Los primeros volúmenes de 4 de cada sesión se descartaron para permitir los efectos de equilibrio de T1.

Análisis de datos de imagen

Los análisis estadísticos se realizaron utilizando un modelo lineal general (GLM) que modela las fases de acondicionamiento y extinción para los estímulos condicionados y los resultados por separado para todas las categorías de 3. Se incluyeron parámetros de realineación para corregir el artefacto de movimiento. El momento de inicio de la omisión del resultado en la fase de extinción utilizada fue 1500 mseg después del inicio del estímulo (o el momento en el que se habría esperado el resultado en la fase de acondicionamiento) con una duración de 500 msec.

Para cada condición, los estímulos condicionados (CS + Sexo, CS + Dinero, CS-) se promediaron por separado en los ensayos para la fase de acondicionamiento y extinción, y también para el resultado en la fase de extinción. Los dos estímulos diferentes se promediaron dentro de la misma condición. En el análisis de segundo nivel, utilizamos un análisis factorial completo (ANOVA de medidas repetidas) que comparaba Grupo, Valencia e Interacciones para los ensayos promediados. Las diferentes fases de la tarea de obtención de imágenes y la descripción de los análisis se ilustran con más detalle en Figura 4.

Imagen en miniatura de la figura 4. Abre imagen grande

Figura 4

Ilustración del condicionamiento, habituación y extinción Esta figura ilustra las fases de la tarea de obtención de imágenes en la que los estímulos condicionados se combinan con los resultados (aquí se muestra el sexo CS +; el dinero CS + condicionado a los resultados monetarios y el CS condicionado a los resultados neutros fueron intercalados al azar y no se muestran) y la fase de extinción en la que solo se muestran los estímulos condicionados sin el resultado. Dos CS + diferentes para cada tipo de resultado o CS- se condicionaron sobre los ensayos 20 por estímulo. Cinco imágenes sexuales diferentes (que se muestran aquí con diferentes colores de la imagen del palo femenino) se emparejaron al azar con los dos diferentes sexos CS + y cada una se mostró 8 veces. Para el análisis de habituación, se analizó el cambio en el tiempo de estos resultados repetidos.

Para el análisis de habituación de los resultados en la fase de acondicionamiento, creamos regresores para la primera y la última mitad de los resultados Sexuales y Neutrales en el análisis de primer nivel. A los sujetos se les mostraron 5 imágenes sexuales diferentes 8 veces en ambos ensayos de CS + Sex. Así, para las imágenes sexuales, la primera mitad correspondió con las primeras 4 exposiciones de imágenes sexuales para cada una de las 5 imágenes diferentes y la última mitad, las últimas 4 exposiciones de imágenes sexuales para cada una de las 5 imágenes diferentes. En el análisis de segundo nivel, usando un análisis factorial completo, comparamos la actividad en la primera y última mitad de los resultados Sexuales versus Neutrales usando un factor inter-sujetos de Grupo y factores intra-sujetos de Valencia y Tiempo. Para todos los análisis anteriores, se consideró significativo el FWE corregido por el grupo de cerebro completo p <0.05.

Como identificamos una interacción entre Grupo x Valencia x Tiempo en el dACC, luego usamos una Caja de herramientas SPM, MarsBaR (MARSeille Boite A Region d'Interet), para extraer los valores beta en una base de prueba por prueba para cada individuo usando la coordenada central dACC y el radio de 5 mm. En el análisis de primer nivel, creamos regresores para evaluar el cambio ensayo por ensayo. Por ejemplo, se crearon 8 regresores para el resultado sexual que consiste en diferentes resultados sexuales mostrados 8 veces. Calculamos la pendiente y los puntos de intersección de cada uno de los tres resultados para cada individuo. La pendiente y los puntos de intersección se ingresaron luego por separado en un ANOVA de medidas mixtas comparando el Grupo como un factor entre sujetos y la valencia como un factor dentro de los sujetos. P <0.05 se consideró significativo.

De manera similar, se realizó un análisis de interacción psicofisiológica con la misma semilla de región de interés (ROI) de dACC comparando la exposición temprana con la tardía a los resultados sexuales. En todos los análisis, las activaciones por encima del error familiar (FWE) de todo el cerebro corregido p <0.05 y 5 voxels contiguos se consideraron significativas. Además, realizamos análisis de regiones de interés centrados en a priori regiones que utilizan la corrección de volumen pequeño (SVC) de WFU PickAtlas FWE corregido con una corrección de Bonferroni para comparaciones de ROI múltiples (p <0.0125).

Resultados

Las características de los CSB y HVs se reportan en Tabla 1.

Tabla 1 Características del tema.
CSBHVT / Chi cuadradoP
Número2240
Edad25.14 (4.68)25.20 (6.62)0.0370.970
Abstinencia (días)32 (28.41)
EducaciónSecundaria. 22400.0001.000
Univ. Actual6130.1820.777
Título universitario350.0391.000
Univ. licenciatura9140.2120.784
Máster634.4720.057
IQ110.49 (5.83)111.29 (8.39)0.3970.692
Estado civilSoltero10160.1730.790
Curr. relación7160.4070.591
Casado580.0641.000
OcupaciónEstudiante7150.2000.784
Trabajo a tiempo parcial321.4280.337
Trabajo de tiempo completo12210.0241.000
Desempleado021.1370.535
MedicamentosLos antidepresivos2
Estado actual de fumarLos fumadores01
Índice de masa corporal24.91 (3.64)23.19 (4.38)1.5660.122
AtraconesBES6.91 (6.46)5.72 (6.17)0.7150.478
Consumo de alcoholAUDITORÍA7.13 (4.11)6.29 (3.41)0.8620.392
DepresiónBDI11.03 (9.81)5.38 (4.89)3.0390.004
AnsiedadSSAI44.59 (13.19)36.15 (13.29)2.3700.021
STAI49.54 (13.91)38.23 (14.57)2.9710.004
Obsesivo compulsivoOCI-R19.23 (17.38)12.29 (11.72)1.8720.067
ImpulsividadUPPS-P150.83 (17.95)130.26 (23.49)3.569<0.001

Abreviaturas: CSB = sujetos con comportamiento sexual compulsivo; HV = voluntarios sanos; BES = Binge Eating Scale; AUDIT = Prueba de Identificación de Trastornos por Uso de Alcohol; BDI = Inventario de depresión de Beck; SSAI / STAI = Inventario de Ansiedad de Rasgos y Estado de Speilberger; OCI-R = Inventario compulsivo obsesivo; UPPS-P = UPPS Escala de comportamiento impulsivo

Resultados de comportamiento

Preferencia de novedad

Para la preferencia de elección promediada en los ensayos de 20, hubo una tendencia hacia un efecto de valencia (F (1,59) = 2.89, p = 0.065) y una interacción de grupo por valencia (F (2,59) = 3.46, p = 0.035) y sin efecto de grupo (F (1,60) = 1.47, p = 0.230) (Figura 1UNA). Dado el efecto de interacción, realizamos análisis post-hoc, que mostraron que los sujetos con CSB tenían una mayor preferencia por la novedad de Sexual versus Control2 (p = 0.039) mientras que HV tenía una mayor preferencia por la novedad de Control1 versus Control2 (p = 0.024).

Para la preferencia de elección para el primer ensayo, aunque los sujetos CSB tenían menos probabilidades de elegir la novela en comparación con el estímulo neutral familiar (porcentaje de la primera elección: sexual, control 1, control 2: HV: 51.6%, 58.1%, 38.7%; CSB: 50.0%, 44.4%, 22.2%) no hubo diferencias significativas entre los grupos (Sexual, Control1, Control2: Chi-cuadrado = 0.012, 0.357, 0.235 p = 0.541, 0.266, 0.193).

En resumen, los sujetos CSB tenían más probabilidades de elegir la novela en lugar de la opción familiar para las imágenes sexuales en relación con las imágenes de objetos neutros, mientras que los HV tenían más probabilidades de elegir la opción novedosa para las imágenes femeninas humanas neutrales en relación con las imágenes de objetos neutros.

Preferencia de condicionamiento

Tarea de acondicionamiento sexual

Para la preferencia de elección promediada con respecto a los ensayos 20, hubo un efecto de valencia (F (1,60) = 5.413, p = 0.024) y un efecto de grupo por valencia (F (1,60) = 4.566, p = 0.037) en el cual CSB sujetos eran más propensos a seleccionar CS + Sexo versus CS- en comparación con HV (Figura 1SEGUNDO). No hubo efecto de grupo (F (1,60) = 0.047, p = 0.830). Como hubo un efecto de interacción, realizamos más análisis post-hoc: los sujetos CSB tenían más probabilidades de seleccionar CS + Sex versus CS- (p = 0.005) pero no HV (p = 0.873). Para la preferencia de elección para el primer ensayo, no hubo diferencias entre los grupos (porcentaje de la primera elección CS + Sexo: HV: 64.5%, CSB: 72.2%; Chi cuadrado = 0.308, p = 0.410).

Tarea de condicionamiento monetario

Para la preferencia de elección promedio sobre los ensayos 20, no hubo un efecto significativo de Valencia (F (1,60) = 1.450, p = 0.235) o Grupo (F (1,60) = 1.165, p = 0.287). Hubo un efecto de grupo por valencia (F (1,60) = 4.761, p = 0.035) (Figura 1SEGUNDO). Para la preferencia de elección para el primer ensayo, no hubo diferencias entre los grupos (porcentaje de la primera elección CS + Money: HV: 48.4%, CSB: 66.7%; Chi-cuadrado = 1.538 p = 0.173).

Los sujetos CSB (puntuación de atractivo 8.35, SD 1.49) tuvieron calificaciones similares de atractivo de todas las imágenes femeninas en relación con HV (8.13, SD 1.45; t = 0.566, p = 0.573).

Por lo tanto, los sujetos CSB tenían una mayor preferencia por los estímulos condicionados a imágenes sexuales o dinero.

Relación entre preferencias de elección y sesgo atencional.

Además, investigamos si existía alguna relación entre nuestros hallazgos publicados anteriormente de un sesgo de atención mejorado a las imágenes sexuales (Mechelmans, Irvine, 2014) y los hallazgos actuales de la preferencia de elección inicial para la novedad o para el sexo CS +. Usando pruebas t independientes, evaluamos el sesgo de atención temprano para las imágenes sexuales versus imágenes neutrales que comparan la preferencia de elección para los sujetos que eligieron los estímulos CS versus Sex CS + y por separado Familiar versus Novel. En ambos grupos, los sujetos que eligieron el sexo CS + en comparación con los que eligieron el CS- tuvieron un sesgo de atención mejorado para los estímulos sexuales versus neutros (t = -2.05, p = 0.044). En contraste, no hubo diferencias estadísticamente significativas entre los sujetos que eligieron la novela en comparación con las puntuaciones de sesgo familiar y de atención para los estímulos sexuales en comparación con los estímulos neutros (t = 0.751, p = 0.458) (Figura 2).

Por lo tanto, nuestros hallazgos informados anteriormente sobre el sesgo de atención temprana pueden estar relacionados con las preferencias de condicionamiento para los estímulos sexuales en lugar de las preferencias de novedad para los estímulos sexuales.

Resultados de imagen

Acondicionamiento: cue

Primero evaluamos el acondicionamiento de señales promedio en todas las pruebas. No hubo efecto de grupo. Hubo un efecto de valencia en el que la exposición a estímulos condicionados a dinero (CS + Mon) y sexo (CS + sexo) en comparación con estímulos neutrales (CS-) se asoció con una mayor actividad en la corteza occipital (todos los siguientes valores p informe FWE de todo el cerebro corregido p <0.05: grupo de picos en las coordenadas del Instituto Neurológico de Montreal: XYZ en mm: -6-88-6, tamaño del grupo = 3948, FWE de todo el cerebro p <0.0001), corteza motora primaria izquierda (XYZ = - 34-24 52, Tamaño del grupo = 5518, FWE de todo el cerebro p <0.0001) y putamen bilateral (izquierda: XYZ = -24-2 4, Tamaño del grupo = 338, FWE de todo el cerebro p <0.0001; derecha: XYZ = 24 4 2 , Tamaño del grupo = 448, FWE p <0.0001) y actividad del tálamo (XYZ = -0-22 0, tamaño del grupo = 797, p <0.0001). No hubo interacción grupo por valencia.

Extinción: cue

Luego evaluamos la fase de extinción de los estímulos condicionados. Hubo un efecto de valencia en el que CS + Sexo y CS + Mon versus CS- se asoció con una mayor actividad de la corteza occipital (XYZ = -10-94 2, Tamaño del grupo = 2172, FWE de todo el cerebro p <0.0001). No hubo efectos de grupo o interacción.

Adquisición: resultado

Para examinar los efectos de la habituación a la novedad sexual, primero investigamos si alguna región tuvo una mayor disminución de la actividad a los resultados sexuales en sujetos con LBS en comparación con los VH al comparar la interacción Grupo x Valencia x Tiempo de la primera y la última mitad de las imágenes sexuales versus Fase de resultados neutros. Los sujetos CSB tuvieron una mayor disminución en la actividad de la corteza cingulada anterior dorsal (dACC) con el tiempo (XYZ = 0 18 36, Tamaño del grupo = 391, cerebro completo FWE p = 0.02) y corteza temporal inferior derecha (XYZ = 54-36-4-184-0.04-XNUMX-XNUMX-XNUMX tamaño = XNUMX, cerebro completo FWE p = XNUMX) a resultados Sexuales versus Neutrales en comparación con HV (Figura 3B).

Luego extrajimos los valores beta de prueba por prueba centrados en el dACC para resultados sexuales, monetarios y neutrales. Comparamos las pendientes (es decir, el grado de habituación) y los puntos de intercepción (es decir, la actividad con la exposición inicial) comparando los resultados Sexual - Neutral y Monetario - Neutral (Figuras 3DO). Para la pendiente, hubo un efecto principal de valencia (F (1,36) = 6.310, p = 0.017) y una interacción de grupo por valencia (F (1,36) = 6.288, p = 0.017). Como hubo un efecto de interacción, realizamos análisis post-hoc: hubo una disminución más pronunciada en la pendiente dACC a resultados sexuales en CSB en comparación con HV (F = 4.159, p = 0.049) sin diferencias con resultados monetarios (F = 0.552, p = 0.463). No hubo efecto principal del Grupo (F (1,36) = 2.135, p = 0.153). Para el valor de intercepción, hubo un efecto principal de Valencia (F (1,36) = 11.527, p = 0.002) pero no un efecto principal de Grupo (F (1,36) = 0.913, p = 0.346) o efecto de interacción (F (1,36) = 2.067, p = 0.159). No hubo correlaciones entre las fases de condicionamiento y resultado.

Extinción: resultado

Se evaluó la omisión del resultado durante la fase de extinción en todos los ensayos. Aquí tuvimos una predicción muy específica de que la actividad del estriado ventral se redujo durante la omisión del resultado a resultados previamente satisfactorios consistentes con un error de predicción negativo. Hubo un efecto de Valence en el que se observó una menor actividad del estriado ventral derecho ante la falta de resultados sexuales y monetarios en comparación con los resultados neutros (XYZ 2 8 -10, Z = 3.59, SVC FWE corregida p = 0.036) (Figura 5UNA). No hubo efectos de grupo o interacción. No hubo diferencias significativas entre los resultados sexuales y monetarios.

Imagen en miniatura de la figura 5. Abre imagen grande

Figura 5

Extinción y conectividad funcional.. A. Omisión del resultado durante la extinción.. Disminución de la actividad estriatal ventral derecha en ambos grupos por omisión inesperada de resultados sexuales y monetarios versus resultados neutrales durante la extinción (efecto de valencia: p <0.05). B. Conectividad funcional con exposición repetida.. Interacción psicofisiológica de individuos con conductas sexuales compulsivas (CSB) y voluntarios sanos (HV) que comparan la exposición temprana versus tardía de los resultados sexuales con una semilla cingulada dorsal que muestra conectividad funcional con el estriado ventral derecho (izquierda) y el hipocampo bilateral (derecha). * p <0.05; ** p <0.005.

 

Conectividad funcional del cingulado dorsal.

También se evaluó la conectividad funcional mediante la interacción psicofisiológica de dACC que contrastaba con la exposición temprana versus tardía (los primeros ensayos 2 versus los últimos ensayos 2) de los resultados sexuales. Hubo una mayor conectividad funcional en los HV en comparación con los sujetos con CSB en los primeros ensayos en comparación con los ensayos tardíos entre el dACC y el estriado ventral derecho (XYZ = 18 20 -8 mm, Z = 3.11, SVC FWE corregida p = 0.027) y hippocampus bilateral (derecha: XYZ = 32 -34 -8, Z = 3.68, SVC corregida con FWE p = 0.003; izquierda: XYZ = -26 -38 04, Z = 3.65 SVC FWE corregida p = 0.003) (Figura 5SEGUNDO). Por lo tanto, los sujetos con CSB tenían una conectividad funcional mayor entre estas regiones con exposición tardía, mientras que los voluntarios sanos tenían una conectividad funcional mayor en la exposición temprana.

Relación entre el comportamiento y los resultados de imagen.

Se investigó si existía una relación entre la habituación (pendiente) de dACC del resultado sexual con la preferencia de novedad por Sex - Control2 mediante la correlación de Pearson. En todos los sujetos, la preferencia de novedad para las imágenes Sexuales versus Control2 se correlacionó negativamente con la pendiente de las imágenes sexuales (r = -0.404, p = 0.037). Por lo tanto, una mayor preferencia por la novedad sexual se correlacionó con una pendiente más negativa o una mayor habituación de dACC.

Discusión

Mostramos que los sujetos CSB tenían una mayor preferencia de elección por imágenes sexuales novedosas y por señales condicionadas a estímulos tanto sexuales como monetarios en comparación con voluntarios sanos. Los sujetos CSB también tenían una mayor habituación de la actividad de dACC a imágenes sexuales frente a monetarias repetidas. En todos los sujetos, el grado de habituación de dACC a los estímulos sexuales se asoció con una mayor preferencia de novedad por las imágenes sexuales. Este estudio se basa en nuestros hallazgos previos de mayor sesgo atencional (Mechelmans, Irvine, 2014) y reactividad de señal (Voon, Mole, 2014) hacia señales sexuales explícitas en CSB que implican una red dygc- (ventral estriado) - amígdalar. Aquí, mostramos que el sesgo de atención inicial a las señales sexuales evaluadas mediante una tarea de prueba de puntos se asoció con comportamientos de mayor enfoque hacia señales condicionadas a imágenes sexuales pero no a la preferencia de novedad. Por lo tanto, los hallazgos indican que los posibles mecanismos que subyacen al sesgo de atención temprana a las señales sexuales observadas en los sujetos con LEC están estrechamente alineados con el condicionamiento de las señales y los comportamientos de acercamiento mejorado hacia las señales condicionadas sexuales. Aunque la preferencia por la novedad a los estímulos sexuales también se ve reforzada en los sujetos con LEC, este comportamiento no está relacionado con la observación de sesgo de atención temprano. Esta observación contrasta con un estudio previo en voluntarios sanos, que muestra una relación entre el sesgo de atención hacia los estímulos sexuales y la búsqueda de sensaciones sexuales (Kagerer, Wehrum, 2014). Esto puede explicarse por una mayor influencia del condicionamiento de cue en individuos con patología.

Preferencia por estímulos condicionados a recompensas sexuales o monetarias.

Esta mayor preferencia por los estímulos condicionados en ambas formas de recompensa (recompensas sexuales y monetarias) sugiere que los sujetos con CSB tienen mayor sensibilidad a la recompensa o generalización y transferencia de los efectos del condicionamiento entre estímulos similares (Mazur, 2002). Este fenómeno está en línea con la sensibilización cruzada conductual observada en estudios con roedores entre estimulantes y propiedades de incentivo de recompensas naturales, como el sexo propuesto para involucrar mecanismos dopaminérgicos (Fiorino y Phillips, 1999, Frohmader et al., 2011). La aplicación de estos enfoques de investigación a individuos con otras adicciones sin sustancias como el trastorno del juego está justificada, ya que los estudios iniciales han sugerido patrones de activación neural diferenciales a las recompensas monetarias y sexuales en esta población (Sescousse et al., 2013).

Si bien hemos utilizado el término habituación para explicar la disminución de la actividad a estímulos sexuales repetidos, ya que esto se evalúa en el contexto del condicionamiento de la señal durante el cual las señales se combinan con los resultados, un proceso relevante puede ser el efecto del aprendizaje asociativo subyacente a la el condicionamiento en el que la actividad dopaminérgica a la recompensa inesperada se desplaza hacia la señal con el condicionamiento y, por lo tanto, disminuye con el tiempo, de modo que la actividad como resultado de la recompensa se reducirá con el tiempo (Schultz, 1998). Sin embargo, como (i) aleatorizamos las imágenes sexuales 5 repetidas veces 8 a través de los dos estímulos condicionados a recompensas sexuales; (ii) no observamos ninguna relación entre la disminución de la actividad de dACC y estímulos sexuales repetidos con preferencia condicionante, pero sí observamos una relación con la preferencia de novedad sexual, (iii) no hubo diferencias grupales en los resultados de imagen para las señales condicionadas y no hay evidencia de condicionamiento mejorado específico para las recompensas sexuales, y (iv) los sujetos con CSB tenían preferencia por ambos estímulos condicionados a las recompensas sexuales y monetarias, hemos sugerido que el proceso puede ser consistente con un efecto de habituación.

También mostramos que la falta inesperada de recompensa sexual o monetaria está asociada con la actividad ventral-estriatal inferior derecha en todos los sujetos. Los estudios en seres humanos y primates convergentes sugieren que la dopamina fásica codifica un error de predicción con un error de predicción positivo a una recompensa inesperada y un error de predicción negativo a una falta de recompensa inesperada (Pessiglione et al., 2006, Schultz, 1998). Esta disminución de la actividad ventral-estriada ante la inesperada falta de recompensas sexuales o monetarias puede ser consistente con un error de predicción negativo, lo que sugiere mecanismos similares subyacentes a las recompensas primarias y secundarias, las cuales pueden provocar preferencias condicionadas.

Preferencia por nuevos estímulos sexuales y habituación cingulada dorsal.

La búsqueda de novedades y la búsqueda de sensaciones están asociadas con trastornos de adicción a una variedad de sustancias, incluido el consumo de tabaco, alcohol y drogas (Djamshidian et al., 2011, Kreek et al., 2005, Wills et al., 1994). Los estudios preclínicos demuestran un papel de la preferencia por la novedad como factor de riesgo para las conductas de búsqueda de drogas (Beckmann et al., 2011, Belin, Berson, 2011), y de manera similar, una mayor búsqueda de sensaciones es un predictor de consumo excesivo de alcohol en adolescentes, pero no de los trastornos alimentarios (Conrod, O'Leary-Barrett, 2013). Asimismo, en los pacientes de Parkinson que desarrollan conductas de control de impulsos con agonistas de la dopamina, la búsqueda de novedades se asocia con recompensas externalizantes como el juego patológico y las compras compulsivas, pero no recompensas naturales como atracones o CSB (Voon et al., 2011). En nuestro estudio actual, no hubo diferencias en las puntuaciones de búsqueda de sensaciones entre los sujetos CSB y HV, sugiriendo un rol para la preferencia de novedad específica para la recompensa pero no la búsqueda generalizada de novedad o sensación. Nuestros hallazgos pueden ser particularmente relevantes en el contexto de los estímulos explícitos en línea, que potencialmente proporcionan una fuente inagotable de novedad, y ciertamente pueden diferir de la adicción a las drogas, en la cual la novedad en curso puede ser un problema menor.

Además, mostramos que los sujetos CSB tenían una habituación más rápida del dACC a imágenes sexuales repetidas en relación con imágenes monetarias. Este hallazgo puede reflejar una exposición repetida a estímulos explícitos en línea, similar a la observación de la disminución de la actividad putaminal al uso excesivo de materiales explícitos en línea en voluntarios varones sanos (Kuhn y Gallinat, 2014). En todos los sujetos, la preferencia por la novedad de las imágenes sexuales repetidas se predijo por una mayor habituación de la actividad de dACC a los resultados sexuales. Recientemente, hemos mostrado actividad dACC mejorada en sujetos CSB a videos explícitos (Voon, Mole, 2014), y el dACC se ha implicado tanto en la reactividad de las señales de drogas como en el deseo (Kuhn and Gallinat, 2011). En este estudio anterior, los videos eran sexualmente explícitos y pueden haber actuado como señales condicionadas y se mostraron con poca frecuencia, y por lo tanto, es posible que hayan sido asociados con la habituación. Tampoco se evaluó específicamente la habituación. El dACC recibe proyecciones extensivas de neuronas dopaminérgicas del cerebro medio y está bien localizado con múltiples conexiones corticales para influir en la selección de la acción. El dACC desempeña un papel en la detección y planificación de respuestas de comportamiento apropiadas a eventos destacados durante la adaptación de comportamiento continua (Sheth et al., 2012). Alternativamente, el dACC también está implicado en comportamientos motivados por la recompensa, particularmente la predicción sobre recompensas futuras y errores de predicción de la recompensa (Bush et al., 2002, Rushworth y Behrens, 2008). Por lo tanto, el papel del dACC puede estar relacionado con efectos de prominencia o recompensa inesperada.

La evaluación de la novedad implica la comparación de la información entrante con la memoria almacenada mediada por un bucle polisináptico del hipocampo (área ventral del tegmento) sugerida para combinar información sobre la novedad, la prominencia y los objetivos (Lisman y Grace, 2005). Nuestra observación de la conectividad mejorada entre el dACC (ventral estriado) y el hipocampo en sujetos CSB con exposición repetida a resultados sexuales a pesar de una disminución en la actividad del dACC puede representar una red involucrada en la codificación aberrante de la memoria dependiente del hipocampo para imágenes repetidas.

El estudio tiene fortalezas importantes. Esta es la primera investigación sobre los fundamentos neuronales de los procesos de novedad y acondicionamiento de señales en CSB, y la investigación permite obtener información sobre aspectos específicos de los correlatos neurales y de comportamiento de estos procesos. Mostramos experimentalmente lo que se observa clínicamente que la CSB se caracteriza por la búsqueda de novedad, el condicionamiento y la habituación a los estímulos sexuales en los hombres. Sin embargo, algunas limitaciones también deben ser reconocidas. Primero, el estudio involucró únicamente a hombres heterosexuales jóvenes. Si bien esta característica puede verse como una fortaleza al limitar la heterogeneidad, también puede ser una limitación con respecto a la generalización para las mujeres, otros grupos de edad e individuos con otras orientaciones sexuales. En segundo lugar, los participantes de la CSB generalmente estaban más ansiosos, deprimidos e impulsivos y mostraron una tendencia hacia características más obsesivo-compulsivas. Aunque no encontramos un efecto directo de estas variables en nuestros resultados, no podemos excluir la posibilidad de que hayan influido en los hallazgos. En tercer lugar, no hubo diferencias significativas en los análisis de imágenes de condicionamiento, señales de extinción, resultado de la extinción. Nuestros hallazgos de imagen respaldan los procesos conductuales de la novedad sexual, pero no observamos los hallazgos de imagen para respaldar los hallazgos de preferencias condicionantes. Las muestras más grandes, las imágenes más explícitas o la facilitación de la consolidación con pruebas posteriores representan consideraciones importantes para estudios futuros que pueden generar resultados diferentes. Cuarto, este estudio usó imágenes que podían percibirse como eróticas en lugar de sexualmente explícitas. Otros estudios que utilicen materiales sexualmente explícitos pueden diferenciar entre efectos condicionantes a estímulos monetarios y sexualmente explícitos.

Destacamos el papel de una mayor preferencia por la novedad sexual y una mejora generalizada del condicionamiento a las recompensas en sujetos CSB que involucran la habituación de dACC. Estos hallazgos amplían nuestras observaciones recientes de que los sujetos con CSB tienen mayor reactividad con la señal sexual en una red que involucra al dACC, el cuerpo estriado ventral y la amígdala (Voon, Mole, 2014) y un sesgo de atención mejorado a señales sexualmente explícitas (Mechelmans, Irvine, 2014). Enfatizamos un rol para el condicionamiento de la señal disociable de la preferencia por la novedad que subyace en esta observación de un sesgo de atención temprano mejorado para las señales sexuales. Estos hallazgos tienen una relevancia potencialmente más amplia ya que Internet proporciona una gran fuente de estímulos novedosos y potencialmente gratificantes, en particular con respecto al material sexualmente explícito. Los estudios futuros deben examinar hasta qué punto los hallazgos actuales podrían relacionarse con medidas clínicamente relevantes relacionadas con la CSB, tanto de forma transversal como prospectiva. Estos hallazgos sugieren un papel para dirigir procesos cognitivos disociables en el manejo terapéutico de la CSB.

Contribuciones de autor

Concebido y diseñado los experimentos: VV. Se realizaron los experimentos: PB, SM y VV. Analicé los datos: PB, LSM, SM, VV. Escribió el papel: PB, NAH, MNP y VV.

Papel de la fuente de financiamiento

PB es apoyado por la Fundación Portuguesa para la Ciencia y la Tecnología (beca individual: SFRH / BD / 33889 / 2009). El Dr. Voon es miembro intermedio de Wellcome Trust y el estudio fue financiado por Wellcome Trust (WT093705 / Z / 10 / Z). Channel 4 participó en la asistencia con el reclutamiento al colocar anuncios aprobados por la ética para el estudio en sitios de Internet. Los anuncios proporcionaron detalles de contacto de los investigadores del estudio para los participantes interesados.

Conflictos de interés

El material es una investigación original, no se ha publicado anteriormente y no se ha enviado para su publicación en ningún otro lugar. Los autores PB, LM, SM, NH, MNP y VV declaran no tener intereses financieros en competencia.

Agradecimientos

Nos gustaría agradecer a todos los participantes que participaron en el estudio y al personal del Centro de Imágenes de Cerebro Wolfson. También reconocemos al Canal 4 por ayudar con el reclutamiento y a la Fundación Portuguesa para la Ciencia y la Tecnología y al Wellcome Trust para la financiación.

Referencias

  1. Bardo, MT, Donohew, RL y Harrington, NG Psicobiología del comportamiento de búsqueda de novedad y búsqueda de drogas. Behav Brain Res. 1996; 77: 23 – 43
  2. Beck, AT, Ward, CH, Mendelson, M., Mock, J. y Erbaugh, J. Un inventario para medir la depresión. Arco Gen Psiquiatría. 1961; 4: 561 – 571
  3. Ver en el artículo 
  4. | CrossRef
  5. | PubMed
  6. Ver en el artículo 
  7. | CrossRef
  8. | PubMed
  9. | Scopus (32)
  10. Ver en el artículo 
  11. | CrossRef
  12. | PubMed
  13. | Scopus (68)
  14. Ver en el artículo 
  15. | CrossRef
  16. | PubMed
  17. | Scopus (7)
  18. Ver en el artículo 
  19. | Resumen
  20. | Texto completo
  21. | Texto completo PDF
  22. | PubMed
  23. | Scopus (158)
  24. Ver en el artículo 
  25. | PubMed
  26. Ver en el artículo 
  27. | CrossRef
  28. | PubMed
  29. | Scopus (537)
  30. Beckmann, JS, Marusich, JA, Gipson, CD y Bardo, MT Búsqueda de novedades, incentivo a la saliencia y adquisición de autoadministración de cocaína en la rata. Behav Brain Res. 2011; 216: 159 – 165
  31. Ver en el artículo 
  32. | PubMed
  33. Ver en el artículo 
  34. | CrossRef
  35. | PubMed
  36. | Scopus (40)
  37. Ver en el artículo 
  38. | CrossRef
  39. | PubMed
  40. | Scopus (184)
  41. Ver en el artículo 
  42. | CrossRef
  43. | PubMed
  44. | Scopus (22)
  45. Ver en el artículo 
  46. | CrossRef
  47. | PubMed
  48. | Scopus (56)
  49. Ver en el artículo 
  50. | PubMed
  51. Ver en el artículo 
  52. | CrossRef
  53. | PubMed
  54. | Scopus (7)
  55. Ver en el artículo 
  56. | CrossRef
  57. | PubMed
  58. | Scopus (5)
  59. Ver en el artículo 
  60. | CrossRef
  61. | PubMed
  62. | Scopus (176)
  63. Ver en el artículo 
  64. | CrossRef
  65. | PubMed
  66. | Scopus (141)
  67. Ver en el artículo 
  68. | CrossRef
  69. | PubMed
  70. | Scopus (186)
  71. Ver en el artículo 
  72. | CrossRef
  73. | PubMed
  74. Ver en el artículo 
  75. | CrossRef
  76. | PubMed
  77. | Scopus (44)
  78. Ver en el artículo 
  79. | CrossRef
  80. | PubMed
  81. | Scopus (533)
  82. Ver en el artículo 
  83. | CrossRef
  84. | PubMed
  85. | Scopus (17)
  86. Ver en el artículo 
  87. | CrossRef
  88. | PubMed
  89. | Scopus (447)
  90. Ver en el artículo 
  91. | CrossRef
  92. | PubMed
  93. | Scopus (63)
  94. Ver en el artículo 
  95. Ver en el artículo 
  96. | Resumen
  97. | Texto completo
  98. | Texto completo PDF
  99. | PubMed
  100. | Scopus (708)
  101. Belin, D., Berson, N., Balado, E., Piazza, PV y Deroche-Gamonet, V. Las ratas de alta novedad están predispuestas a la autoadministración compulsiva de la cocaína. Neuropsicofarmacología. 2011; 36: 569 – 579
  102. Ver en el artículo 
  103. | CrossRef
  104. | PubMed
  105. | Scopus (2)
  106. Ver en el artículo 
  107. | CrossRef
  108. | PubMed
  109. | Scopus (94)
  110. Belin, D. y Deroche-Gamonet, V. Respuestas a la novedad y vulnerabilidad a la adicción a la cocaína: contribución de un modelo animal multisintomático. Cold Spring Harb Perspect Med. 2012; 2
  111. Ver en el artículo 
  112. | PubMed
  113. Ver en el artículo 
  114. | PubMed
  115. Ver en el artículo 
  116. | CrossRef
  117. | PubMed
  118. | Scopus (535)
  119. Ver en el artículo 
  120. | CrossRef
  121. | PubMed
  122. | Scopus (180)
  123. Ver en el artículo 
  124. | CrossRef
  125. | PubMed
  126. | Scopus (43)
  127. Ver en el artículo 
  128. | CrossRef
  129. | PubMed
  130. | Scopus (323)
  131. Ver en el artículo 
  132. | CrossRef
  133. | PubMed
  134. | Scopus (23)
  135. Ver en el artículo 
  136. | Resumen
  137. | Texto completo
  138. | Texto completo PDF
  139. | PubMed
  140. | Scopus (40)
  141. Ver en el artículo 
  142. | CrossRef
  143. | PubMed
  144. | Scopus (330)
  145. Ver en el artículo 
  146. | Resumen
  147. | Texto completo
  148. | Texto completo PDF
  149. | PubMed
  150. | Scopus (241)
  151. Ver en el artículo 
  152. | CrossRef
  153. | PubMed
  154. Ver en el artículo 
  155. | PubMed
  156. Ver en el artículo 
  157. | CrossRef
  158. | PubMed
  159. | Scopus (3155)
  160. Ver en el artículo 
  161. | CrossRef
  162. | PubMed
  163. | Scopus (23)
  164. Ver en el artículo 
  165. | PubMed
  166. Ver en el artículo 
  167. | CrossRef
  168. | PubMed
  169. | Scopus (91)
  170. Bunzeck, N. y Duzel, E. Codificación absoluta de la novedad del estímulo en la sustancia humana nigra / VTA. Neurona. 2006; 51: 369 – 379
  171. Ver en el artículo 
  172. | CrossRef
  173. | PubMed
  174. | Scopus (49)
  175. Ver en el artículo 
  176. | PubMed
  177. Ver en el artículo 
  178. | CrossRef
  179. | PubMed
  180. | Scopus (8)
  181. Ver en el artículo 
  182. | CrossRef
  183. | PubMed
  184. | Scopus (5)
  185. Ver en el artículo 
  186. | CrossRef
  187. | PubMed
  188. | Scopus (119)
  189. Ver en el artículo 
  190. | Resumen
  191. | Texto completo
  192. | Texto completo PDF
  193. | PubMed
  194. | Scopus (8)
  195. Ver en el artículo 
  196. | Resumen
  197. | Texto completo
  198. | Texto completo PDF
  199. | PubMed
  200. Ver en el artículo 
  201. | CrossRef
  202. | Scopus (984)
  203. Ver en el artículo 
  204. | CrossRef
  205. | PubMed
  206. | Scopus (164)
  207. Ver en el artículo 
  208. | CrossRef
  209. | PubMed
  210. | Scopus (255)
  211. Ver en el artículo 
  212. | CrossRef
  213. | PubMed
  214. | Scopus (316)
  215. Ver en el artículo 
  216. | CrossRef
  217. | Scopus (155)
  218. Bunzeck, N., Guitart-Masip, M., Dolan, RJ y Duzel, E. Disociación farmacológica de respuestas novedosas en el cerebro humano. Cereb Cortex. 2013;
  219. Bush, G., Vogt, BA, Holmes, J., Dale, AM, Greve, D., Jenike, MA y otros. Córtex cingulado anterior dorsal: un papel en la toma de decisiones basada en la recompensa. Proc Natl Acad Sci US A. 2002; 99: 523 – 528
  220. Carnes P, Delmonico DL, Griffin E. En las sombras de la red: liberarse de la conducta sexual compulsiva en línea. 2nd ed. Centro de la ciudad, Minnesota: Hazelden 2001.
  221. Childress, AR, Hole, AV, Ehrman, RN, Robbins, SJ, McLellan, AT y O'Brien, CP Interactividad de cue e intervenciones de reactividad de cue en la dependencia de drogas. Monografía de la investigación NIDA. 1993; 137: 73 – 95
  222. Conrod, PJ, O'Leary-Barrett, M., Newton, N., Topper, L., Castellanos-Ryan, N., Mackie, C. et al. Eficacia de un programa de prevención selectivo y orientado a la personalidad para el uso y abuso de alcohol por parte de adolescentes: un ensayo controlado aleatorizado por grupos. JAMA Psiquiatría. 2013; 70: 334 – 342
  223. Cox, WM, Fadardi, JS y Pothos, EM La prueba de adicción-stroop: consideraciones teóricas y recomendaciones de procedimiento. Boletín psicológico. 2006; 132: 443 – 476
  224. Djamshidian, A., O'Sullivan, SS, Wittmann, BC, Lees, AJ y Averbeck, BB Comportamiento de búsqueda de novedades en la enfermedad de Parkinson. Neuropsicología. 2011; 49: 2483–2488
  225. Ersche, KD, Bullmore, ET, Craig, KJ, Shabbir, SS, Abbott, S., Muller, U. et al. Influencia de la compulsividad del abuso de drogas en la modulación dopaminérgica del sesgo de atención en la dependencia de estimulantes. Arco Gen Psiquiatría. 2010; 67: 632 – 644
  226. Fiorino, DF y Phillips, AG Facilitación del comportamiento sexual y aumento del flujo de dopamina en el núcleo accumbens de ratas macho después de la sensibilización conductual inducida por D-anfetamina. J Neurosci. 1999; 19: 456 – 463
  227. Frohmader, KS, Lehman, MN, Laviolette, SR y Coolen, LM La exposición concurrente a la metanfetamina y el comportamiento sexual mejora la recompensa posterior de las drogas y causa el comportamiento sexual compulsivo en ratas macho. J Neurosci. 2011; 31: 16473 – 16482
  228. Grant, JE, Atmaca, M., Fineberg, NA, Fontenelle, LF, Matsunaga, H., Janardhan Reddy, YC et al. Trastornos del control de impulsos y "adicciones conductuales" en la CIE-11. Psiquiatría mundial. 2014; 13: 125-127
  229. Grant, JE, Levine, L., Kim, D. y Potenza, MN Trastornos de control de impulsos en pacientes psiquiátricos adultos. Soy J Psychiatry. 2005; 162: 2184 – 2188
  230. Jansen, a. Un modelo de aprendizaje de comer en exceso: reactividad de señal y exposición de señal. Behav Res Ther. 1998; 36: 257 – 272
  231. Kafka, MP Trastorno hipersexual: un diagnóstico propuesto para DSM-V. Archivos de comportamiento sexual. 2010; 39: 377 – 400
  232. Kagerer, S., Wehrum, S., Klucken, T., Walter, B., Vaitl, D. y Stark, R. El sexo atrae: investigar las diferencias individuales en el sesgo de atención a los estímulos sexuales. Más uno. 2014; 9: e107795
  233. Klucken, T., Schweckendiek, J., Merz, CJ, Tabbert, K., Walter BAtSGSoNRTVSS, Kagerer, S. y otros. Activaciones neuronales de la adquisición de la excitación sexual condicionada: efectos de la conciencia de contingencia y el sexo. J Sex Med. 2009; 6: 3071 – 3085
  234. Caballero, r. Contribución de la región del hipocampo humano a la detección de novedades. Naturaleza. 1996; 383: 256 – 259
  235. Koukounas, E. y más, R. Los cambios en la magnitud de la respuesta de sobresalto de eyeblink durante la habituación de la excitación sexual. Behav Res Ther. 2000; 38: 573 – 584
  236. Kreek, MJ, Nielsen, DA, Butelman, ER y LaForge, KS Influencias genéticas en la impulsividad, la asunción de riesgos, la capacidad de respuesta al estrés y la vulnerabilidad al abuso de drogas y la adicción. Nat Neurosci. 2005; 8: 1450 – 1457
  237. Kuhn, S. y Gallinat, J. Biología común del antojo en drogas legales e ilegales: un metaanálisis cuantitativo de la respuesta cerebral de reactividad a señales. Eur J Neurosci. 2011; 33: 1318-1326
  238. Kuhn, S. y Gallinat, J. Estructura cerebral y conectividad funcional asociada con el consumo de pornografía: El cerebro en la pornografía. JAMA Psiquiatría. 2014;
  239. Lisman, JE y Grace, AA El bucle hipocampo-VTA: controla la entrada de información en la memoria a largo plazo. Neurona. 2005; 46: 703 – 713
  240. Mazur JE. Aprendizaje y comportamiento. 5th ed. Upper Saddle River, NJ: Prentice Hall; 2002.
  241. Mechelmans, DJ, Irvine, M., Banca, P., Porter, L., Mitchell, S., Mole, TB et al. Mayor sesgo de atención hacia señales sexualmente explícitas en individuos con y sin conductas sexuales compulsivas. Más uno. 2014; 9: e105476
  242. Meerkerk, GJ, Van Den Eijnden, RJ y Garretsen, HF Predecir el uso compulsivo de Internet: ¡se trata de sexo! Cyberpsychol Behav. 2006; 9: 95–103
  243. Nelson HE. Prueba Nacional de Lectura en Adultos (NART): Manual de Pruebas. Windsor, Reino Unido: NFER-Nelson; 1982.
  244. Odlaug, BL y Grant, JE Trastornos de control de impulsos en una muestra de la universidad: resultados de la entrevista autoadministrada de trastornos de impulsos de Minnesota (MIDI). Acompañante de atención primaria a la revista de psiquiatría clínica. 2010; 12
  245. Odlaug, BL, Lust, K., Schreiber, LR, Christenson, G., Derbyshire, K., Harvanko, A. et al. Comportamiento sexual compulsivo en adultos jóvenes. Ann Clin Psiquiatría. 2013; 25: 193 – 200
  246. Pessiglione, M., Seymour, B., Flandin, G., Dolan, RJ y Frith, CD Los errores de predicción dependientes de la dopamina sustentan el comportamiento de búsqueda de recompensa en los humanos. Naturaleza. 2006; 442: 1042 – 1045
  247. Pfaus, JG, Kippin, TE y Centeno, S. Condicionamiento y comportamiento sexual: una revisión. Hormonas y comportamiento. 2001; 40: 291 – 321
  248. Prause, N., Janssen, E., y Hetrick, WP Atención y respuestas emocionales a los estímulos sexuales y su relación con el deseo sexual. Archivos de comportamiento sexual. 2008; 37: 934 – 949
  249. Ranganath, C. y Rainer, G. Mecanismos neurales para detectar y recordar sucesos novedosos. Revisiones de la naturaleza de la neurociencia. 2003; 4: 193 – 202
  250. Redolat, R., Perez-Martinez, A., Carrasco, MC, y Mesa, P. Diferencias individuales en la búsqueda de novedades y respuestas de comportamiento a la nicotina: una revisión de los estudios en animales. Abuso de Drogas Curr. Rev. 2009; 2: 230 – 242
  251. Reid, RC, Carpenter, BN, Hook, JN, Garos, S., Manning, JC, Gilliland, R. et al. Informe de hallazgos en un ensayo de campo DSM-5 para trastorno hipersexual. J Sex Med. 2012; 9: 2868 – 2877
  252. Rushworth, MF y Behrens, TE Elección, incertidumbre y valor en la corteza prefrontal y cingulada. Nat Neurosci. 2008; 11: 389 – 397
  253. Rushworth, MF, Noonan, MP, Boorman, ED, Walton, ME y Behrens, TE Corteza frontal y aprendizaje guiado por recompensa y toma de decisiones. Neurona. 2011; 70: 1054 – 1069
  254. Saunders, JB, Aasland, OG, Babor, TF, de la Fuente, JR y M, G. Desarrollo de la prueba de identificación de trastornos por consumo de alcohol (AUDIT): Proyecto de colaboración de la OMS sobre detección temprana de personas con consumo nocivo de alcohol - II. Adiccion. 1993; 88: 791 – 804
  255. Schultz, W. Señal de recompensa predictiva de las neuronas dopaminérgicas. J. Neurofisiol. 1998; 80: 1 – 27
  256. Schultz, W., Dayan, P., y Montague, PR Un sustrato neural de la predicción y la recompensa. Ciencia. 1997; 275: 1593 – 1599
  257. Sescousse, G., Barbalat, G., Domenech, P., y Dreher, JC Desequilibrio en la sensibilidad a diferentes tipos de recompensas en el juego patológico. Cerebro. 2013; 136: 2527 – 2538
  258. Sheehan, DV, Lecrubier, Y., Sheehan, KH, Amorim, P., Janavs, J., Weiller, E. et al. Mini-International Neuropsychiatric Interview (MINI): el desarrollo y validación de una entrevista psiquiátrica de diagnóstico estructurado para DSM-IV y ICD-10. J Clin Psiquiatría. 1998; 59: 22 – 33 (prueba 4 – 57)
  259. Sheth, SA, Mian, MK, Patel, SR, Asaad, WF, Williams, ZM, Dougherty, DD et al. Las neuronas de la corteza cingulada anterior dorsal humanas median la adaptación conductual continua. Naturaleza. 2012; 488: 218 – 221
  260. Spielberger CD, Gorsuch RL, Lushene R, PR V, Jacobs GA. Manual para el Inventario de Ansiedad Estado-Rasgo. Palo Alto: CA: Consulting Psychologists Press .; 1983.
  261. Toates, F. Un marco teórico integrador para comprender la motivación sexual, la excitación y el comportamiento. J Sex Res. 2009; 46: 168 – 193
  262. Toussaint, I. y Pitchot, W. El trastorno hipersexual no se incluirá en el DSM V: un análisis contextual. Rev Med Liege. 2013; 68: 348 – 353
  263. van Hemel-Ruiter, ME, de Jong, PJ, Oldehinkel, AJ y Ostafin, BD Los sesgos de atención relacionados con la recompensa y el uso de sustancias en adolescentes: el estudio TRAILS. Psychol Addict Behav. 2013; 27: 142 – 150
  264. Voon, V., Mole, TB, Banca, P., Porter, L., Morris, L., Mitchell, S. y otros. Correlatos neurales de la reactividad de la señal sexual en individuos con y sin conductas sexuales compulsivas. Más uno. 2014; 9: e102419
  265. Voon, V., Sohr, M., Lang, AE, Potenza, MN, Siderowf, AD, Whetteckey, J. et al. Trastornos del control de los impulsos en la enfermedad de Parkinson: un estudio multicéntrico de casos y controles. Ann Neurol. 2011; 69: 986 – 996
  266. Wehrum, S., Klucken, T., Kagerer, S., Walter, B., Hermann, A., Vaitl, D. y otros. Aspectos comunes de género y diferencias en el procesamiento neural de los estímulos visuales sexuales. J Sex Med. 2013; 10: 1328 – 1342
  267. Wehrum-Osinsky, S., Klucken, T., Kagerer, S., Walter, B., Hermann, A. y Stark, R. A la segunda ojeada: estabilidad de las respuestas neuronales hacia estímulos visuales sexuales. J Sex Med. 2014; 11: 2720 – 2737
  268. Whiteside, SP y Lynam, DR El modelo de cinco factores y la impulsividad: usar un modelo estructural de personalidad para comprender la impulsividad. Personalidad y diferencias individuales. 2001; 30: 669 – 689
  269. Wiers, RW, Eberl, C., Rinck, M., Becker, ES, y Lindenmeyer, J. El reentrenamiento de las tendencias de acción automática cambia el sesgo de enfoque de los pacientes alcohólicos hacia el alcohol y mejora el resultado del tratamiento. Ciencia psicológica. 2011; 22: 490–497
  270. Williams, SM y Goldman-Rakic, PS Origen generalizado del sistema de dopamina mesofrontal de primates. Cereb Cortex. 1998; 8: 321 – 345
  271. Wills, TA, Vaccaro, D., y McNamara, G. Búsqueda de novedades, toma de riesgos y construcciones relacionadas como predictores del uso de sustancias en adolescentes: una aplicación de la teoría de Cloninger. J Subst Abuse. 1994; 6: 1–20
  272. Yiend, J. Los efectos de la emoción sobre la atención: una revisión del procesamiento atencional de la información emocional. Cognición y emoción. 2010; 24: 3 – 47