Uso de pornografía y molestias asociadas: diferencias entre hombres y mujeres (2019)

Enlace al estudio.

Abril 2019

DOI: 10.13140 / RG.2.2.35748.12169

Juan Enrique Nebot-GarcíaJuan Enrique Nebot-GarcíaMarcel Elipe-MiravetMarcel Elipe-MiravetMarta García-BarbaMarta García-Barba Rafael Ballester-ArnalRafael Ballester-Arnal

Introducción: La pornografía puede contribuir al desarrollo sexual de los jóvenes, pero también puede ser un facilitador de la insatisfacción sexual, dados los modelos falsos que representa.

Metodología: 250 hombres y 250 mujeres, con una edad promedio de 21.11 años (DE = 1.56), realizaron un cuestionario en línea sobre visualización de pornografía. El 72.2% eran heterosexuales y el 27.8% no heterosexuales.

Resultados: El 68% de los participantes ha visto porno gay, 81.8% de lesbianas y 92% de heterosexuales. Según la emoción, entre los que han visto cada tipo de material, el 45.9% de los hombres y el 41.8% de las mujeres han estado entusiasmados con el porno gay, y el 25.8% de los hombres y el 6.6% de las mujeres han sentido molestias por estar excitados. Con la lesbiana, el 78.3% de los hombres y el 71.5% de las mujeres han estado emocionados, y el 4.2% de las mujeres y ningún hombre han sentido molestias por eso. Finalmente, con los heterosexuales, el 93.9% de los hombres y el 94% de las mujeres han estado emocionados, y el 1.3% de los hombres y el 4.9% de las mujeres han experimentado molestias con su entusiasmo. Se han observado diferencias de género significativas en los diferentes porcentajes de visión e incomodidad, pero no en los de excitación.

Conclusiones: El género parece ser un factor diferencial en el consumo de pornografía, así como las molestias asociadas. Por lo tanto, su análisis debe profundizarse y tenerse en cuenta al desarrollar programas apropiados de educación sexual para el uso saludable de la pornografía.

Palabras clave: pornografía, emoción, incomodidad, género.